Archivo por meses: octubre 2017

Loja

LOJA, ECUADOR: UNA CIUDAD QUE TE SORPRENDE

Hola lectores!! Hoy os voy a hablar de Loja, una ciudad de Ecuador, la cual no es muy conocida, pero si preciosa.

HISTORIA DE LOJA

Fundada en el valle de Catamayo, un área que ahora ocupa el aeropuerto La Toma.

Debido a la alta incidencia de malaria y a un devastador terremoto, la ciudad debió ser trasladada de este valle hasta su enclave actual.

Fue reconstruida entre las majestuosas y verdes montañas del la Sierra sur varios años después de su destrucción por lo que su fecha oficial de fundación es el 8 de diciembre de 1548.

Su fundador fue el capitán español Alonso de Mercadillo.

Con casi 500 años, Loja es una de las ciudades más antiguas del Ecuador.

Su edad se evidencia en su arquitectura colonial, sus calles estrechas, y sus casas de siglos anteriores.

QUÉ VER

Ofrece una combinación única de páramo, bosque nublado y jungla.

Además, su capital, la ciudad de Loja y las maravillas naturales que hay en sus alrededores, permanecen casi inmaculadas, debido a su ubicación, en el extremo sur del país, esperando ser descubiertas por los viajeros.

Quienes llegan hasta allá quedan asombrados con sus paisajes, sus mercados indígenas, su arquitectura colonial y la incomparable hospitalidad de su gente.

Otra de sus grandes ventajas es la cercanía con lugares de gran interés como Vilcabamba, o el  Parque Nacional Podocarpus.

CLIMA

Se encuentra a una altitud de 2.100 metros sobre el nivel del mar en el valle de Cuxibamba, con un clima de eterna primavera durante todo el año, aunque la mejor época es de octubre a enero.

Las temperaturas fluctúan entre 16o C y 21º C , con una temperatura diaria promedio de 17º C.

Los meses de febrero a mayo son más húmedos que el resto, pero para muchos la garantía de tener un arcoíris en las tardes lo compensa todo.

Recomendamos salir con algunas capas de vestuario tomando en cuenta que el sol ecuatorial a menudo calienta bastante durante el día, pero en la tarde bajan las temperaturas al punto de ofrecernos noches muy frías.