agua

El agua, elemento indispensable

El agua es esencial para nuestra vida, salud y bienestar, así como para nuestra familia.

Es un elemento básico en nuestra vida cotidiana, y  frecuentemente motivo de mitos, leyendas, verdades y mentiras. Hay un gran número de preguntas sobre ella y la salud que en ocasiones no reciben la respuesta adecuada.

A continuación, contestamos algunas preguntas que tienes que saber.

¿Es verdad que beber agua adelgaza?

Falso.

Porque no tiene calorías. Si analizamos un vaso, veremos que el contenido en calorías es cero.

Sin embargo, contiene minerales y otros componentes que son beneficiosos para nuestro organismo, pero no aporta ningún valor calórico a nuestro organismo.

Por tanto, podemos afirmar que ni engorda ni adelgaza por sí misma.

Pero, sí que es cierto que cuando bebemos  justo un momento antes de las comidas, puede ser tengamos una sensación de saciedad mayor, y por tanto se nos reduzca el apetito considerablemente.

¿Es verdad que no se debería beber agua en el transcurso de las comidas?

Falso.

Ésta se bebe, para combatir la sed, y para acompañar a los alimentos en las comidas.

Cuando bebemos durante las comidas estamos ayudando a digerir y degustar los alimentos que forman parte de nuestra alimentación.

¿Deberíamos beber agua en ayunas justo después de despertarnos por la mañana?

No necesariamente.

Lo importante es que al cabo del día bebamos la cantidad suficiente, y no es tan decisivo que el consumo esté concentrado en determinadas franjas horarias.

Realmente, la hora o el momento en que bebemos no es importante.

Lo decisivo es que cada día podamos beber, entre 1,5 y 2 litros cada día.

¿Se debe beber siempre la misma cantidad?

Es evidente que cuanta más calor haga, más sed tenemos.

Cuando realizamos deporte o cualquier actividad física o deportiva perdemos líquidos por encima de lo que sería normal si lleváramos una vida sedentaria.

En verano o cuando hacemos deporte veremos que tendremos que aumentar el consumo diario de agua.

Por ello, es fundamental,  para garantizar el normal funcionamiento de los principales órganos.

Si estoy haciendo una dieta, ¿debo beber más agua?

Hay personas que cuando realizan cambios en su alimentación con el objetivo de perder peso optan por aumentar de manera considerable el consumo de este líquido.

Es en realidad una buena práctica, y de hecho frecuentemente los médicos y nutricionistas recomiendan aumentar la dosis diaria en estos casos. Ya que ayuda a sentirse lleno y a reducir el apetito. Si bebes agua tendrás menos hambre.