Archivo de la etiqueta: confianza

COMO GESTIONAR EL ESTRÉS

Mucha gente no actúa para reducir el estrés en su vida y la realidad es que es un factor que nos afecta más de lo que creemos.  El estrés es causa y a la vez consecuencia del malestar en nuestra vida. Es decir, podemos sentir estrés por el trabajo pero si no actuamos el estrés puede desembocar en alteraciones más serias para nuestro organismo. El objetivo de este post es dar una serie de consejos de como gestionar el estrés.

EL ESQUEMA DE LA GESTIÓN DEL ESTRÉS: COMO GESTIONAR EL ESTRÉS

Los pasos a seguir para  aprender a gestionar el estrés, es empezar por el esquema de reconocimiento del mismo. Este esquema consta de 9 pasos que nos ayudará desde el inicio, el reconocimiento del estrés, hasta como combatirlo. Este esquema no es automático, se requiere tiempo y constancia para llevaro a cabo.

PRIMER PASO, RECONOCER EL ESTRÉS.

Conocer los factores desencadenantes del estrés es el primer paso para tratar de evitar el problema.

SEGUNDO PASO. AAPRENDER A RELAJARSE Y HACERLE UN HUECO EN NUESTRA RUTINA DIARIA.

Mucha gente no contempla relajarse en su horario. Relajarse no es ser más vago que otra persona, es tomarse un respiro, para realizar la siguiente tareas con más energía.

TERCER PASO. ADMINISTRAR EL TIEMPO.

La gestión eficaz del tiempo permite regular la cantidad de trabajo y de otros compromisos que sin querer asumimos. Hacerse un horario de tareas reduce la incertidumbre de no tener suficiente tiempo para completarlas. Además permite crear un hueco solo para el tiempo libre.

CUARTO PASO. NO EXIGIRSE MÁS DE LO NECESARIO.

Nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras habilidad son limitadas en cuanto a que no podemos exigirnos más de lo que podemos hacer. Debemos ser realistas. Aceptar la cantidad de trabajo y responsabilidades que podemos aceptar sin estresarnos. Es simple, si aceptamos todo lo que nos dicen el estrés provocará que lo hagamos todo con un porcentaje de error bastante elevado. La decisión es simple, podemos hacer lo que nuestro cuerpo puede controlar de forma eficiente. O aceptar cargas de trabajo elevadas y hacerlas, si. Pero hacerlas mal.

QUINTO PASO. ASEGURARNOS DE QUE TENEMOS DIVERSIÓN EN LA VIDA.

Todo no debe ser trabajar o tener preocupaciones. Es necesario mantener ciertos hábitos saludables, hablar con los amigos, la pareja o la familia. Hacer cosas divertidas como hobbies o actividades culturales. Centrarnos en hacer aquello que nos llena de vida.

SEXTO PASO. PENSAMIENTO POSITIVO

Si algo tiene solución nos pondremos a ello. Si no la tiene, no vale la pena mortificarse. Simplemente anotamos el error para no volver a cometerlo. Y si hacemos algo bien, celebrarlo. Que reconozcan nuestro buen trabajo es importante, pero debemos empezar por nosotros mismos. Si hemos hecho algo bien, algo que nos reconforta, alegrémonos! Tenemos nuestras limitaciones sí, pero somos increíbles en lo que hacemos. Debemos repetirnos esto a menudo y pensar que si somos capaces.

SÉPTIMO PASO. PRACTICAR LA ASERTIVIDAD

La habilidad para expresar nuestros pensamientos de forma franca, adecuada y directa. El poder de negociar con los demás.  Evitar decir lo que nos desagrada de forma violenta. Llegar a acuerdos con otras personas haciéndoles entender que nuestro trabajo y rendimiento puede mejorar o empeorar según los patrones que nos han sido asignados.

OCTAVO PASO.  CUÍDATE

Las personas que están sanas y con hábitos de vida saludables son capaces de afrontar mejor los momentos de tensión.

La mala salud es una fuente de estrés, incorporar ejercicio físico gradualmente nos ayuda a mejorar el control muscular y además mejorar nuestra autoestima. Mensa sana in corpore sano.

Trata de mejorar la dieta y evita los estimulantes. El exceso de cafeína  o nicotina hace que las personas se sientan ansiosas y aumenta el nivel de estrés.

NOVENO PASO. BUSCA APOYO.

Es importante y reconfortante saber que no estás solo. No intentes lidiar solo con los problemas. Es importante tener a alguien con quien compartir los problemas. Comenta con tus compañeros o incluso tus superiores que es lo que te estresa. Escucharás otros puntos de vista u otras formas de actuar que  a ti te pasaron desapercibidas. Con ello gestionaras mejor tus problemas. Incluso tus responsables pueden darse cuenta de que no están actuando bien y repartir las responsabilidades de otra forma.